Make your own free website on Tripod.com
Circuito para hacer ejercicio al aire libre

Home

Circuito para hacer ejercicio al aire libre
Aumentar el volumen de hombros y espalda
Contácteme
NETOO

Circuito para hacer ejercicio al aire libre

Un amanecer; Tamaño real= 240 píxels de ancho

Con la cantidad de máquinas que los gimnasios ponen a nuestra disposición para ejercitar nuestro cuerpo nos cuesta recordar las posibilidades que el buen tiempo y la naturaleza nos ofrecen para practicar a gusto cualquier deporte.

Ha llegado la temporada cálida. Tiempo de actividades al aire libre, de dejar que el sol nos cambie la cara. Momento ideal para hacer ejercicio y estar en contacto con la naturaleza.

Es posible que no sepas por donde empezar. Quizá pienses que no eres capaz de hacer nada sin un monitor. La clave está en confeccionar un buen circuito, en alternar el correr con algunos ejercicios pensados previamente. Si todavía te parece una tarea difícil, no te preocupes, nosotros te ayudamos a confeccionar un circuito completo pero flexible, para que puedas adaptar tus capacidades físicas.

El circuito que te proponemos es un circuito para un nivel medio. Si hace tiempo que no practicas puedes disminuir los periodos destinados a correr y alargar los intermedios de ejercicios. Si, por el contrario, tu forma física está en un momento bueno puedes intensificar los ejercicios y alargar los ratos destinados a correr.

Para calentar: anda durante cinco minutos
Sigue con: cinco minutos de andar vigoroso o de trote muy suave
Y entonces... empieza:

· Primera parada: Mueve una pierna hacia adelante y mantente a lo largo del ejercicio con las piernas rectas y separadas entre sí. Dobla tu cuerpo hacia una de las piernas extendidas con la intención de que tu cabeza entre en contacto en tu rodilla. Repítelo hacia la otra dirección. Te recomendamos que lo hagas unas 10 veces en total .

A correr: dedica los siguientes cinco minutos a correr a un ritmo medio

· Segundo parada, dispuesto a saltar: Con las manos en la cintura y los pies juntos salta extendiendo las piernas y amortigua la bajada doblando las rodillas.
A correr pero con calma: cinco minutos de trote suave o de andar vigoroso

· Tercera parada, a fortalecer los brazos: Es el momento de hacer algunas flexiones. Te proponemos una forma suave para empezar. Coloca tus manos contra un árbol y con los brazos extendidos. Con los pies juntos y las piernas estiradas deja caer el peso de tu cuerpo mientras flexionas los brazos. Repite el ejercicio cuantas veces puedas
Cinco minutos de trote

· Cuarta parada: Abdominales. Tumbado sobre la hierba con las manos en la nuca, las piernas flexionadas y los pies sobre el suelo, incorpórate hasta que tus codos toquen tus rodillas.


Relájate: Dedica los últimos cinco minutos a andar mientras te relajas, imprescindible antes de una buena ducha.